Artes tradicionales de las regiones de Colombia
Ventana infantil y juvenil
Comunidad educativa
Estudiantes y su tradición cultural
Encuentro con artistas maestros
Maestros que dejan huella
Enlaces
Descargar documentos relacionados con este tema
Buscador
 



Regiones naturales de Colombia: Región Caribe
Orfebrería en Mompox

Temas:

· El lugar y su historia
· Orfebres
· En los talleres, así aprendemos
· Comercialización e impacto cultural
· Bibliografía



En los talleres, así aprendemos
Origen, organización y aprendizaje



Desde mediados del siglo XVI, atraídos por la cantidad de oro que arroja el río, llegan a Mompox los primeros maestros orfebres españoles, o en algunos casos portugeses o de otra nación europea. Sólo hasta 1776 se aceptan, bajo varias restricciones, maestros mestizos o indios. Habrá que esperar hasta entonces para que ciertos diseños y técnicas de la orfebrería Zenú vuelvan a cobrar vigor. Tal es el caso de la muy empleada técnica de la cera perdida.

La organización de los talleres no ha cambiado mucho, salvo por el número de miembros y las rígidas relaciones jerárquicas de antaño. De 40 o 50 integrantes de un taller se ha pasado a unos 10 o 15. Estos talleres formados por el maestro, unos oficiales, sus ayudantes y unos aprendices, son verdaderas escuelas de orfebrería donde cada artesano se siente cómodo al tener su lugar particular de trabajo. Generalmente el maestro vive en la casa donde funciona su taller, además de supervisar el trabajo de los oficiales y de enseñarle a los aprendices, debe planear la producción, desde el abastecimiento de la materia prima hasta la comercialización de la pieza, pasando por el mantenimiento de las maquinas y el suministro de herramientas, tomando las medida de seguridad necesarias. Hoy por hoy, el maestro ha dejado de ser quien posee una sabiduría secreta, inalcanzable. Ahora hay una mayor cooperación entre el maestro y sus trabajadores. El aprendiz, escogido por sus aptitudes manuales, su dedicación y su honradez desde muy chico, pasa a ser con el tiempo un ayudante; de ahí puede llegar a ser oficial y, en algunos casos maestro.

El proceso utilizado para la fabricación de una pieza varía según la técnica empleada: puede ser filigrana, moldeo o estampe. Actualmente, la filigrana es la más utilizada. Las fases de su producción son básicamente las mismas que se utilizan desde hace 150 años. Tan sólo han cambiado los combustibles empleados para la fundición así como las herramientas, anteriormente forjadas por herreros locales. Este proceso consta fundamentalmente de cinco etapas: limpieza y aleación; fundición y forjado; laminación y estiramiento; torcida, escarchado y ensamble; soldadura y terminado.

La orfebrería momposina requiere habilidad y paciencia, lo que interesa es que el individuo emplee no sólo sus manos sino también su ingenio y su imaginación creadora para desarrollar una pieza. Para el reconocido y ya extinto maestro Luis Guillermo Trespalacios lo que importa, más que aprender a manejar las herramientas, es desarrollar la habilidad, el respeto y el gusto del operario por su trabajo.


Materiales, diseño, significado y usos



El trabajo de joyería momposino es realizado básicamente en oro aunque últimamente y debido a su escasez, ha sido en muchas ocasiones remplazando por plata. Para la transformación del oro se han empleado básicamente tres técnicas: la filigrana, consistente en la utilización de delgadísimos hilos para realizar figuras; el moldeo para lo cual el metal fundido es vaciado en un molde de caracol marino con una determinada figura; y el estampe que se logra al prensar una figura hecha en un molde de acero, sobre una lamina de oro. Durante la Segunda Guerra Mundial, el estampe fue una de las técnicas mas empleadas por los artesanos debido a la llegada de extranjeros, en especial de Europa del este, interesados en comercializar estos productos. Posteriormente y a causa del contrabando de joyería italiana de 18 quilates, los orfebres optaron por volcar sus energías a la filigrana.

La mayoría de los diseños de filigrana son tradicionales. Así, hay modelos como la candonga y la esclava momposina que no se han modificado sustancialmente desde hace quizá cien años. No obstante, cada una de las familias o talleres hace su propia versión de este mismo modelo. Tales modificaciones afectan sólo el interior de la pieza - la filigrana propiamente dicha- ya que el marco se corseva igual. En algunas ocasiones, se encuentran diseños anónimos.


Entre las Artes - Cll 74a No 22-07 - Teléfono 300 3761 - Bogotá - Colombia - Copyright © 2007
Celulares: 321 207 3605 Entre las Artes / 300 662 9815 Proyecto seminarios taller a la par 15
E-mail:
artesenfamilia@entrelasartes.org