Experiencias de aula
Ventana estudiantil
Proyectos de área
Encuentro con artistas maestros
       > Artes visuales
       > Teatro
       > Danza
       > Música
       > Literatura
       > Diseño Gráfico
Investigaciones
Conceptos clave
Políticas de educación artística
Maestros que dejan huella
Aula Virtual
Enlaces
Descargar documentos relacionados con este tema
Buscador







Danza
 



Vladimir Rodríguez
Maestro Coreógrafo y bailarín



Temas:

· Se contempla... se conciben ideas
· Hacer la obra o transformación simbólica
· Reflexión analítica, decisiones, significados que se forjan
· Proyección cultural del trabajo



Imagen capturada de Humeda

Proyección cultural del trabajo

¿El espectador quiere que le narren cosas? ¿Que le representen cosas? No soy un representador, no creo que les haga ver metáforas o les haga aprender sobre la vida, a mí me parece que cada uno tiene su manera de pensar y que es legítima. Mi cuestión es mostrar que lo que hago es un proceso de conocimiento y que tengo una serie de saberes que solo pueden ser conocidos a partir de ciertos soportes específicos. Mi soporte es la danza y puedo explicarle a un montón de gente cosas de la vida que no se pueden saber sino a través de eso y a través del propio cuerpo.

No quiero hacerles propuestas estéticas, ni preguntas ni poesía del cuerpo, así en últimas esto sea en parte poesía. Tú ves unas cosas supremamente bellas, diseñadísimas y después ves algo grotesco, entonces ves una contraposición y sobre eso haces un juicio, esta es la única manera para que se entiendan diversas categorías dentro de lo que se esté apreciando. Quiero hacerles entender que hay una relación fundamental que crea unos códigos bien particulares, que son categorías del conocimiento que no son sólo de la dictadura de lo intelectual. Cada pieza es una invitación a sentir lo que no han sentido y sobre todo a legitimar a la gente que está dentro de la obra de arte, porque está contenida como en un estado que no tiene que ver con la vida real, donde efectivamente entran a hacer lo que no hacen en la vida cotidiana. Yo les cuento algo que les sucede en categorías distintas a esas habituales de la cotidianidad. He construido y construyo paisajes visuales como contrapunto, para que la gente pueda ver lo que no ve a primera vista. Los espectadores son personas que van a preguntarse después sobre su cuerpo, también ellos son como bailarines de la vida cotidiana.

Con los niños: romper las rejas, descubrir cómo se desenvuelve su cuerpo


Una vez hice una coreografía en una escuela distrital para las vacaciones creativas. Estuve con niños de escuelas que tienen un carácter complejo, estábamos encerrados en un salón de clases, una especie de jaula, tenía rejas y todo, la puerta era metálica, con una ventanita, todo un contexto supremamente fuerte. Entonces, organicé un circuito, cogí todos los pupitres y los volteé, monté unos sobre otros y formé una serie de estructuras sólidas en este espacio y les dije a los estudiantes que tenían que transitar por ese laberinto para ver cómo su cuerpo se desenvolvía ahí. Fue un pretexto para hacer muchos juegos de construcción coreográfica. Ellos encontraron super interesante ese espacio donde podían jugar. Transformé la mirada de ese hábitat.

Trabajamos con su memoria corporal, con diseños simples: coger el lápiz, ponerlo en esta dirección, coger el codo y saludar, y organice una coreografía, una construcción que para ellos fue todo un reto tratar de armar. Ahí estaban haciendo danza contemporánea, y de la más gestual.

Los niños tienen una memoria excepcional, una capacidad de retentiva que va a una gran velocidad, que se atrofia con la edad…. He trabajado muchísimo con la lógica de la retentiva de la memoria corporal, con la memoria como acto orgánico, que no es la misma memoria lógica. Hay muchos pretextos para afirmar la fisicalidad de los niños, su corporeidad, pero tienen que abandonar totalmente, deshacerse como sea, de esa idea de “mente sana en cuerpo sano”, aquí la mente y el cuerpo forman una división extraña y ajena que no corresponde a nuestro origen latinoamericano... Nuestra corporeidad se concibe más unida a la tierra, en unión directa con el medio ambiente. El cuerpo es una pantalla de recepción maravillosa, hay un montón de datos que sólo entran por esa vía, es un soporte que tiene la capacidad de recibir ciertas informaciones que le dan forma a esa reflexión y a una elaboración intelectual correspondiente, y eso es lo que hay que afirmar en los niños.
 


Imagen capturada de Humeda

 


Imagen capturada de Humeda

 


El saber válido, vital, se da través de la sensibilidad

Mientras no tengamos nosotros esa coherencia con lo corporal, mientras no le enseñemos a la gente que la construcción de saberes no se da solamente desde la racionalidad sino también a través de la sensibilidad, uno va a continuar utilizando argumentos lexicológicos para defenderse y atacar. En general, mientras uno tenga una relación con la corporeidad en la que la dictadura del concepto nos atraviesa el espíritu, siempre vamos a tener más pretextos para la violencia. El léxico tiene unas formas muy específicas, desde el discurso, desde la palabra, con capacidad de miles de probabilidades; el discurso es tan ambiguo, que uno puede hacer una circularidad dentro de la lógica de lo verbal y puede justificar un montón de fines. Pero esta lógica no es consecuente con la realidad sensible en la que el cuerpo del otro es inalienable. Que no te puede pertenecer de ninguna manera. Que es una instancia de la intimidad de cada uno, y de la construcción de cada uno en cuanto ser independiente… En lo corporal, donde tú fuiste estuviste y se te fue. Si tú mutilas un cuerpo, lo diseccionas, eso no puede volver a suceder… Dentro de la realidad no hay manera de echar atrás; la veracidad del cuerpo es supremamente real y no hay manera de alterar eso. La vida se va con esa velocidad. También lo colectivo se refiere a las individualidades que hay dentro de éste, se refiere a que son individualidades que se han puesto de igual a igual.

Cuando me doy cuenta de que no represento la vida cotidiana, porque no me interesa, sino que estoy utilizándola como pretexto para poder entrar en otro registro de conocimiento, lo que hago es un saber; tengo unos conocimientos que me permiten el acceso a ciertas relaciones de lo humano que no están fijadas en los parámetros de lo cotidiano. No se trata de una metáfora de algo que ustedes no han visto, sino de la transformación directa de lo que se concibe como humano, de modificaciones que son reales y que están dentro de lo físico.






Entre las Artes - Cll 74a No 22-07 - Teléfono 300 3761 - Bogotá - Colombia - Copyright © 2007
Celulares: 321 207 3605 Entre las Artes / 300 662 9815 Proyecto seminarios taller a la par 15
E-mail:
artesenlaescuela@entrelasartes.org