Experiencias pedagógicas
Ventana estudiantil
Proyectos de cultura ciudadana
Encuentro con creadores
    > Gestion cultural
    > Diseño Urbano
      > Arquitectura

    > Construcción tradicional
    y empírica

    > Ingeniería civil
    > Escultura pública
    > Diseño industrial
    > Diseño de modas
ONG e instituciones de educación artística y de educación mediante las artes en Colombia
En la memoria
Cruza la calle
Maestros que dejan huella
A la par 15
Enlaces
Descargar documentos relacionados con este tema
Buscador


Arquitectura
 


Diana Wiesner

La Arquitecta Diana Wiesner le cuenta a los estudiantes del colegio Externado Nacional Camilo Torres el proceso creativo que condujo al diseño y construcción del Parque tercer Milenio en Bogotá


Diana Wiesner
Diana Wiesner, arquitecta paisajista y urbanista, es profesora de la Universidad de Los Andes, Directora Ejecutiva de la Fundación Cerros de Bogotá, líder de la idea de la conservación recreativa de los cerros orientales de Bogotá, asesora el  diseño del espacio público y paisajístico de varios proyectos e investigadora de planeamiento urbano y paisaje.  Ha sido ganadora de varios concursos nacionales  e internacionales, entre estos: en el 2002  obtuvo  Primer premio en la Bienal de Arquitectura de Quito, en la categoría Reconocimiento a la Investigación: Manual Verde, en el marco de  Plan de Arborización para Bogotá. En el 2006,  el proyecto Parque Tercer Milenio obtuvo el Premio Nacional de Arquitectura 2006, siendo co-directora del equipo técnico que lo diseñó. También así ha obtenido el 1º premio en los concursos nacionales por el diseño del Centro Internacional de Comercio Popular San Victorino de Bogotá, y de los parques Acuático Ocafam Melgar , Histórico y Ecológico en Tame- Arauca.   
Actualmente cursa estudios de Doctorado en Urbanismo en la Universidad Central de Caracas.

El 13 de Marzo del 2008, en el Instituto Nacional de Educación Media Francisco de Paula Santander, del barrio Kennedy de Bogotá, la Señora Roberta De Alencastro Guimaräis sostuvo una emotiva conversación con docentes y estudiantes alrededor de:  El Carnaval de los Niños en Río de Janeiro, como reto de planeación estratégica y cultural.

Ver video
Luz Marina Alfaro, Coordinadora del Colegio Externado Camilo Torres donde se realizó esta entrevista – taller presentó así a la arquitecta Wiesner: “Ella quiere hacer una exposición sobre cómo la arquitectura paisajística transforma los espacios. Es importante que ustedes, chicos del Camilo y del Panamericano, entiendan cómo la ciudad a la cual pertenecen, es parte de sus vidas y se pregunten cómo apropiarse de esa ciudad, de esos paisajes desde el punto de vista de la arquitectura. Uno no puede recorrer la ciudad como un fantasma porque todos le damos vida y además, en la medida que nos apropiemos de ella, la hacemos más o menos habitable. Los dejo entonces con la Doctora Wiesner, Arquitecta.


· Concebir ideas nuevas
· Hacer el parque
· Reflexiones críticas
· Un contexto cultural e histórico
· Proyección a la comunidad
· Recomendaciones a los maestros



Concebir ideas nuevas
Un diálogo pedagógico: La mente dibuja, la mano cuenta

La Arquitecta Diana Wiesner comienza su charla saludando a los estudiantes y comentándoles que este día van hablar sobre la ciudad y específicamente sobre los parques. Con el fin de motivarlos a interesarse por el tema, y de sostener un diálogo con ellos, los invitar a vivir por un momento la experiencia contemplativa de la que surgen ideas nuevas, concretamente alrededor de la evocación del parque que para cada uno sea el mejor. Les propone que cierren los ojos y piensen en el parque que tengan más cerca de sus casas, donde hayan jugado, y en lo que les parezca más importante de ese parque o de esa plaza. Luego les pide que de la manera más espontánea y sintética posible dibujen la imagen que han evocado, sin preocuparse de si es bonita o fea. Les da diez minutos para hacer el dibujo.

Casi todos los estudiantes dibujaron. Para muchos jóvenes las canchas de básquet y futbol son lo más importante; si hicieran un parque no podrían ser sin canchas. Otros conservarían un muro donde pudieran hacer grafiti, donde cualquiera se pudiera expresar, otros las esculturas, una fuente, una rampa …

La arquitecta les comentó:
 “Yo creo que ustedes todo el tiempo se están imaginando cosas, historias. Uno siempre está creando cosas en su mente, pueden ser correctas o incorrectas. Por ejemplo, si ahora les preguntara qué le pondrían a ese parque para que fuera mucho más bonito, para que fuera mucho más lindo de lo que está hoy en día, ya estarían empezando a generar un proceso creativo. Si miramos por la ventana de este salón vemos un árbol muy cerca y un pedacito de parque, ¿Qué quisieran hacer para conservarlo, para que estuviera muy bonito y lo disfrutaran más? ¿Cómo se llama el árbol que está ahí? …”

Un estudiante pregunta: “¿Se le tendrían que consultar a los vecinos del parque las ideas que uno tiene?”

Diana contesta:  “La pregunta que tú haces es muy buena porque consultarle a las personas es una obligación en todos los casos. Pero es difícil acoger esas ideas de todos, por ejemplo, si son cincuenta personas y todos tienen ideas distintas, entonces se recogen las ideas más comunes”.

La Arquitecta invita a los estudiantes a mostrar sus dibujos.  
“Aquí en este dibujo, ¿Cómo se produce esto? en lo que usted acaba de hacer con el dibujo en un papel está diciendo que hay prados, puentes, juegos de niños, árboles, está contando todo lo que hay en ese parque.. fíjense que los hizo tridimensionales. Observen que solamente viendo el dibujo, uno ya entiende qué es un parque. No me tiene que explicar nada, de pronto él explica y aparecen mil cosas más. Muchas veces el plano tampoco dice todo. Si quieres cuéntame un poco, qué es lo que te pareció importante del parque.

El estudiante: “Es un parque muy grande…”

La Arquitecta señala en el dibujo: “Uno puede entender que pasan vías cerca, hay muchos servicios, canchas, topografía, zonas verdes, árboles… y ¿eso son cómo grafitis? Hay dibujos y se ve que hay actividad porque hay personas dibujadas en él. Fíjense que es como un plano, y tú eres el único que puedes evaluar lo que estoy diciendo, ya que refleja mucho pero no absolutamente todo. Cuando uno no puede contar todo en un dibujo o en un plano, hace en una maqueta. Uno tiene que contar, explicar, escribir para transmitir qué es lo que quiere hacer. Los medios en la arquitectura no son solamente los planos y las maquetas, sino también escritos y dibujos en tres dimensiones, fotografía, montajes, video. Todo lo que uno se pueda imaginar que sirve para mostrar cómo se puede hacer eso.

“Imagínense que yo les hubiera puesto un ejercicio en el que escribieran cómo era el parque. Más difícil. Yo soy profesora de arquitectura y hago este ejercicio con los estudiantes, les digo “escríban sobre un parque conocido”. No digan que parque es, los demás tienen que adivinar. Muchas veces nos damos cuenta si lo escribe una mujer o un hombre porque la forma de percibir de los hombres es distinta a la de las mujeres. Ellas ponen mucho más detalle, es más poético.”

“¿Cuántos de aquí son de Bogotá? Y ¿qué es lo que más les gusta de Bogotá?
Estudiante: “Las zonas verdes”.

La arquitecta dice: “Yo había propuesto hacer una salida con ustedes al parque, ojala la podamos hacer todavía”.

¿Si les parece importante que hayan árboles en un parque? ¿Qué tengan el mismo árbol o árboles distintos?

Estudiantes: “Sí, varios porque se ve más bonito, es saludable”.

“Siempre les digo a los estudiantes: “tú te pareces a un Chicalá”. Me hacen unos ojos como diciendo: “yo a qué me pareceré del Chicalá”.  A cada uno le pongo un nombre de un árbol. Nunca se les olvida por lo menos ese árbol cual es. Es una manera para aprender sobre los árboles. Ustedes los miran y dicen: tiene cara triste o alegre, qué me transmite. No importa que no sepan el nombre pero si descubrir qué le transmite ese árbol. Es lo importante. ¿Te produce alegría, por ejemplo?. Si a alguno el parque le produjo miedo puede ser por árboles muy oscuros, tenebrosos o por los troncos….

Estudiante: “O por la gente que hay”.

La naturaleza, fuente de inspiración desde la infancia

La Arquitecta Wiesner cierra el ejercicio con los estudiantes para continuar con la narración de cómo llegó a hacer parte del equipo directivo del parque tercer milenio. Cuenta:

 “De niña y de joven, a la edad de Ustedes, me gustaba jugar con los animales y estar muy cerca de los árboles y de las zonas abiertas. Me gustaba mucho el campo, caminar por el campo … En la ciudad, jugaba en el jardín de la casa con otros niños casi siempre en relación con la naturaleza, con los animales , juagaba cuando paseaba el perro…Le tenía tanto afecto a los animales y pensé que iba a estudiar veterinaria, pero cuando estaba en el colegio tenía que disectar un sapo, tenía que matarlo y no pude. No fui capaz!  Pensando que debía hacer esto para estudiar veterinaria ya no quise estudiar esa carrera.

Yo tenía habilidad para el dibujo, me gustaba pintar, pero no sabía en que consistía la arquitectura. Al colegio jamás vino un arquitecto a hablarnos sobre esta profesión. La arquitectura la escogí por azar, sin saber si iba a estar en la carrera correcta. En la universidad me enseñaron a imaginar cómo puede llegar a ser determinado espacio, a observar la ciudad, a hacer proyectos...

Yo soy de Bogotá, a mí lo que más me gusta de esta ciudad son sus montañas. Me parecen espectaculares, ninguna de las ciudades del mundo tiene las montañas que nosotros tenemos. Construir aquí pensando que la ciudad es paisaje y acercar la gente a la naturaleza para que se emociones es algo que me gusta mucho de la carrera que estudié.



San Victorino



El Cartucho

Cómo fue ´apareciendo´ el proyecto del parque Tercer Milenio

“El parque Tercer Milenio era antes una zona completamente construida donde habían muchos problemas sociales, donde vivían personas indigentes en la calle, era el sitio que llamaban El Cartucho. El alcalde Peñalosa decidió que esa zona debía ser un parque. No fue un arquitecto, fue la alcaldía la que dijo: “vamos hacer este parque, porque la comunidad lo pide. Se decide que es una zona con muchos problemas y tiene que transformarse”. Se decidió que para mejorar toda esa zona que se llamó El Cartucho, que son veinte hectáreas con muy pocos árboles, con poca cantidad de vegetación, con los cerros como fondo del paisaje, se transformara en un parque.

Tener en cuenta cómo va a percibir la gente el parque que será para ella, es un insumo muy importante para uno como diseñador. Lo que uno quiere es que las personas se emocionen cuando lleguen al parque. ¿Cómo se puede hacer eso? Pidiéndoles que traigan cosas que les gusten que representen sus ideas, o que describan sus expectativas. Así que se tuvo en cuenta la opinión de la gente, pero no fue fácil. Las ideas que se recogieron de la comunidad proponían que fuera un parque pasivo, sin tantas canchas, que fuera verde, que tuviera más actividades y por eso sólo se puso una cancha para el colegio que está ahí al lado”.

1 Ninguno de los 62 estudiantes de 16 a 18 años sabía quien fue el Alcalde Peñalosa. Un empleado del  colegio recordaba el problema los bolardos.



Primeros Planos Parque Tercer Milenio
Trabajo en Equipo

“Un equipo de muchas personas nos reunimos para convertir la zona en parque. Nos preguntamos: ¿Qué queremos hacer? Siendo este un paisaje tan triste como era la zona del Cartucho, que era muy oscuro, deprimido y con personas con muchos problemas dijimos: “hay que ponerle más alegría a esa zona, volverla más bonita. Un parque o un proyecto de estos es bastante difícil, se necesita trabajar en equipo con varios profesionales como Ingenieros, y Biólogos. Como equipo empezamos a discutir qué sería bueno que tuviera el parque, qué problemas hay en el lugar. Veíamos por ejemplo, que alrededor de ese sitio no vivía mucha gente, que las viviendas están más lejos, retiradas.

Queríamos decir que la ciudad es paisaje. ¿Qué es paisaje natural? Es todo lo que uno ve alrededor antes de que existiera la ciudad. Si uno cierra los ojos y se pregunta: ¿Qué existía antes de Bogotá? Pues solamente la montaña, la sabana y los ríos. Todo eso lo transformó la ciudad, completamente. Los parques otra vez le dan naturaleza a la ciudad y son espacios donde las personas puedan estar en contacto con la naturaleza. En general a todas las personas les gustan los árboles y los espacios abiertos. Pensamos en cosas emocionantes para la gente.



Reuniones en la Alcaldía de Bogotá
¿Parqueadero subterráneo?… ¿Un parque con rejas?

“De la Alcaldía se propuso que tuviera parqueadero subterráneo, o sea sótano. Nosotros propusimos que entonces debajo del parque debería haber un mercado y sitios de comunicación, donde la gente se encuentre. Es un sector en que las personas han dejado de vivir y cuando no hay barrios o no hay gente viviendo en una zona, ésta empieza a volverse cada vez peor, se empieza a deteriorar. No solamente queríamos hacer el parque, sino que también se ofrecieran ambientes agradables para atraer más viviendas alrededor.

De la Alcaldía nos dieron la orden que el parque debía tener rejas ¿Quién dibuja el parque con rejas? Nosotros nos opusimos a las rejas en un parque que debía ser público. Nos dijeron: “esa zona es muy peligrosa tienen que poner rejas”. Dijimos que no porque los parques son de todos y deben reflejar cómo la sociedad quiere que sea esa sociedad.

Un arquitecto barranquillero muy famoso que se llama Jean Carlo Mazzanti que hizo parte del grupo. (Él hizo la biblioteca de Medellín que parece unas piedras. También una biblioteca de España) es muy fuerte en sus ideas, pero no es paisajista, es arquitecto. Entonces algunas de sus ideas se tuvieron que acoger después de varias discusiones. Como por ejemplo, llenó el parque de postes y lámparas porque le fascinaban, aunque a mi no me gustaban. Me hubiera parecido mucho más bonito que se vieran las lámparas enterradas para que la iluminación no fuera tan evidente.

“Entonces podemos decir que la idea de hacer ese parque Tercer Milenio fue colectiva, pero en este caso iniciamos un proceso creativo en el que el Alcalde tuvo gran influencia, tomaba gran parte de las decisiones, las que teníamos que ingeniosamente incorporamos a nuestra propuesta. A todos nos interesó que la zona se transformara para recuperar partes bellas de la ciudad, a ver si eso alegraba a la gente, si de golpe, incluso animaba a los que estaban viviendo allá para que vieran que su sitio no era tan triste, tan deprimente.”



Plano Parque Tercer Milenio


Plano Parque Tercer Milenio


Maqueta Parque Tercer Milenio
Los Dibujos y las Maquetas

“Los primeros dibujos resultaron de lo que el Alcalde quería, lo que necesitaba el sector y lo que nosotros como arquitectos pensamos que podría ser.

 “Para transmitir qué es lo que uno quiere hacer, como vimos en el ejercicio realizado, tiene que contar, explicar, escribir. Los medios en la arquitectura no son solamente los planos que se dibujan y coordinan con ingenieros, también  lo son las maquetas, los escritos, los dibujos en tres dimensiones, la fotografía, los montajes … Le mostramos al Alcalde todos los planos y las ideas a través de dibujos, perspectivas y maquetas.

Un dibujo refleja mucho pero no absolutamente todo. Cuando un dibujo no puede reflejar todo esto lo hace una maqueta porque muestra todas las dimensiones. Para las personas que no son arquitectas es más fácil entender las cosas con una maqueta. Para el equipo de la Alcaldía y para la comunidad dibujamos y les mostramos los trabajos a través de una maqueta. Las  maquetas permiten ver mejor cómo puede ser la obra que se planea, porque es muy difícil imaginarse un espacio solo dibujándolo”

Traje estas maqueticas para que los estudiantes las aprecien, una es de un quiosco para un parque, como un Yarumo que se cierra y se abre.”

Todas las casa de la zona se tumbarían, y pensando en qué hacer con esa demolición, con la cantidad de tierra que saldría, con los muchos escombros y lo costoso que sería trasladarlos, propusimos que estos escombros se quedaran en el sitio. Con la demolición de esas casas nos inventaríamos unas montañas dentro del parque. Hicimos maquetas con el computador para ver cómo se verían estas montañas o taludes en el parque. Simulamos todo el parque incluyendo el colegio que quedó en este.

Entre las Artes - Cll 74a No 22-07 - Teléfono 300 3761 - Bogotá - Colombia - Copyright © 2007
Celulares: 321 207 3605 Entre las Artes / 300 662 9815 Proyecto seminarios taller a la par 15
E-mail:
artesenlaciudad@entrelasartes.org